Edición mensual - Contraportada - Julio de 2004

La Rincona

Amarillismo

Eduardo Egido

Nº 149 - Contraportada

Imprimir

¿Cómo puede sentar que nada más levantarse uno por la mañana temprano ponga el transistor buscando información y escuche una sarta de ofensas y denuestos hacia todo el que se ponga en el punto de mira del comentarista radiofónico? Fatal. Sinceramente, no es recomendable. Pues este es el ejercicio al que se aplica con fruición digna de mejor causa el ínclito Federico Jiménez Losantos todos los días. Sin excepción, de lunes a viernes. Este hombre parece imbuido del atributo de la Verdad Absoluta y con semejante prerrogativa fuertemente atada a las aspas de su exacerbado verbo tritura sin miramientos incluso a las previsiones meteorológicas.

Este brazo armado del odio visceral no reconoce colores políticos ni fronteras geográficas, es el paradigma más cabal de la máxima que puso en práctica aquel lamentable rey de nuestra historia, Fernando VII, que tenía a gala el propinar “palo a la burra blanca y palo a la burra negra” en referencia a los liberales y conservadores de principios del siglo XIX. Escuchando sus exabruptos cualquier oyente con un mínimo de sensibilidad siente compasión por la, por otra parte, poco digna de disculpa clase política.

Imaginemos a un demiurgo que no tuviera responsabilidad en la creación del mundo y, por lo tanto, con patente de corso para echarlo por tierra, para no dejar títere con cabeza. Esta imagen cuadra al enrabietado Federico, él imparte desde su excelsa altura una doctrina infalible que fustiga a todo el que actúa, se queda quieto o simplemente, si ello fuera posible, no hace ni lo uno ni lo otro, sólo por incurrir en la torpeza de caer en el campo gravitatorio de su radio de acción.

Y si de este modo empezamos el día veamos el modo desatinado de terminar la semana. Dispongámonos el domingo por la tarde, cuando las garras del lunes comienzan a hacer mella en nuestro ánimo, a ultimar la lectura del suplemento dominical del diario “El País”. A punto de cerrar las satinadas páginas de la revista nos enfrentamos al artículo del escritor Javier Marías, émulo aventajado del citado Jiménez Losantos. El joven Marías, como lo denominaba el desaparecido Juan Benet, afina el punto de mira y larga auténticos aldabonazos contra cualquier ser humano -rey o plebeyo, político o ciudadano de a pie rojo o azul- por un quítame allá esas pajas.

Su invectiva -por citar un ejemplo “Roben pero no fumen” no tiene desperdicio. Partiendo de un hecho censurable (el hurto de la decoración floral que se colocó en Madrid con motivo de la boda de los Príncipes de Asturias) y de una cruzada ciertamente teñida de demagogia (la campaña antitabaco que tiene a gala promover el estamento político) el articulista saca a relucir una cumplida muestra de adjetivos descalificatorios contra las autoridades, buena parte de los madrileños y por añadidura contra los provincianos que visitaron la capital con motivo del regio acontecimiento. El modo sangrante de reprobar el comportamiento de los buscadores de recuerdos y de la actitud de vista gorda de los garantes del orden, consigue que el lector se apiade de éstos y tache de excesiva la condena a galeras que les endilga a unos y otros.

Ahí tenemos a Javier y Federico, siameses en el púlpito desde el que lanzan sus soflamas del fin de los tiempos, predicadores que relegan a un juego de niños la maldición bíblica del ojo por ojo y diente por diente. ¿Qué hemos hecho para merecerlos?

Algo que está muy bien: ya está en funcionamiento la piscina municipal de Puertollano, y según nuestras informaciones, sus instalaciones están en perfecto estado, lo que está generando una gran asistencia de bañistas.

Y algo que no está tan bien: en los últimos días del pasado mes y de forma sistemática se ha estado interrumpiendo el suministro eléctrico, entre las tres y las cuatro de la tarde, en una gran parte de Puertollano ¿La demanda será mayor a la oferta? ¿Hay alguna solución? Tendremos que preguntarle a Unión Fenosa.

Joaquín Hermoso Murillo quiere convertir a Puertollano en un lugar de referencia para las actuaciones musicales nacionales e internaciones y lo está consiguiendo. A las actuaciones recientes de David Bisbal y Café Quijano, se le une la de Jhon Mayall en julio y las de Patricia Manterola y Marcos Llunas, entre otros muchos, en un macroconcierto con entrada gratuita en agosto. Y en septiembre... se prepara algo grande.

Y, a propósito de nuestra editorial, nos llegan informaciones de última hora en las que se indican que La Junta Local de Seguridad, con el alcalde a la cabeza, se reunirá en la primera semana de este mes con el subdelegado del gobierno para tratar la seguridad ciudadana y los efectivos y medios de las fuerzas de seguridad nacionales en Puertollano.